• ANALIZAMOS EL NUEVO ELEPÉ DEL CUARTETO PL GIRLS

  • OS CONTAMOS TODO SOBRE EL “AFTERSHOCK TOUR EDITION” DE MOTÖRHEAD

  • REMEMORAMOS EL FILM MUSICAL “LA PEQUEÑA TIENDA DE LOS HORRORES”

  • LOS SPIN DOCTORS REGRESAN CON SU DIRECTO A MADRID

  • REPASAMOS “OUTRIDER”, EL ÁLBUM DE SOLISTA DE JIMMY PAGE EN 1988

miércoles, 30 de julio de 2014

JO HARMAN - Dirt On My Tongue (Danger In Sound, 2013)

 
El nombre de Jo Harman es posible que no les diga demasiado por ahora pero pronto lo hará, sin ninguna duda. Esta joven cantautora británica tenía publicado Live At The Hideaway –un disco y DVD en directo–, había saboreado ya las mieles del Royal Albert Hall londinense, había podido compartir escenario con artistas como Bob Geldof o Sinead O’Connor y había teloneado, incluso, al tristemente desaparecido y gigante del blues Johnny Winter; pero le faltaba una cosa: editar su primer disco de estudio.
 
La irrupción del nombre de Jo Harman en la escena musical británica –primero con su participación en importantes festivales y después con la publicación del álbum que nos ocupa– se ha querido comparar con la que en su día protagonizaron nombres como Norah Jones, Amy Winehouse o Adele; no entraremos aquí en debates estériles pero sí parece claro que el nombre de Jo Harman está predestinado a sonar en boca de todos en un tiempo no muy lejano. En los años 60 fueron los grupos británicos de rock los que reivindicaron el blues del otro lado del charco y parece que, de unos años a esta parte, ahora son las vocalistas femeninas las abanderadas de este nuevo resurgir –más comercial y teledirigido por la mercadotecnia, si se quiere– del rhythm and blues y del soul. Ciertamente este disco tiene mucho de ambas corrientes estilísticas pero también mucho de blues (“Underneath The River”) y de góspel (“Sweet Man Moses”), y es en este cruce de caminos donde mejor se mueve Jo Harman. Dirt On My Tongue es un disco producido y coescrito por el guitarrista y productor también británico Mike Davies; y es que el resto de músicos de los que se ha rodeado Harman durante estos años tampoco es moco de pavo, sin ir más lejos su bajista John McKenzie ha tocado con chavalines como David Bowie, Bob Dylan o Dr. John.
 
Aquí tienen la receta de la abuela: cojan a una excelente intérprete, rodéenla de buenos músicos, cúrtanla durante años sobre los escenarios, selecciónenle un cuidado repertorio, háganle una solvente producción discográfica con su correspondiente campaña de márketing y, si el resultado tiene calidad –como lo tiene este Dirt On My Tongue–, tendrán un nuevo plato musical que todos querrán probar.
 
por Fat Professor

martes, 29 de julio de 2014

JESS KLEIN - Learning Faith (Blue Rose Records, 2014)

 
Apenas un año después de publicar su último álbum, la artista de raíces country Jess Klein nos ofrece su nueva entrega discográfica, este Learning Faith en el que cuenta de nuevo con la producción de Mark "Professor Feathers" Addison y que le supone subir un peldaño más en el camino que la ha de llevar hacia la madurez artística que todo músico debe aspirar a alcanzar cuando tiene ya algunos discos publicados y varios años de carrera musical a sus espaldas.
 
Descomunal el salto de calidad que ha dado la artista afincada en Austin en este álbum con respecto a aquel Behind A Veil que viera la luz el año pasado; la poderosa voz de Klein sigue siendo su gran baza, pero en esta ocasión todo el disco parece tener un carácter más unitario en sus composiciones, como si además de interrogarse en sus nuevas canciones la propia autora nos interpelara a los que las escuchamos para que busquemos una respuesta en nuestro interior. El caso más evidente en esta búsqueda de temáticas que agitan conciencias y entrañas sería el tema “If There’s A God” inspirado por la figura de Wendy Davis, la senadora demócrata que se mantuvo once horas seguidas hablando en el Senado del Estado de Tejas, hasta que pasó la medianoche, impidiendo así que saliera adelante una restrictiva ley contra la interrupción voluntaria del embarazo. Musicalmente todo el conjunto tiene un aire un tanto oscuro y en él se combinan a la perfección los diferentes estilos de los que bebe esta artista. Encontramos folk acústico en “Wish” y “Open Road”, puro corazón rockero en “Dear Good” y “Long Way Down”, blues sangrante en “Learning Faith” y “Only The Blues” –donde Klein saca su voz más negra– y hay lugar incluso para un tema digno de copar las listas de las emisoras de radio comerciales sin ningún tipo de complejo como es “So Fucking Cool”.
 
Learning Faith se convierte en una más que recomendable oportunidad para acercarse a la figura de esta artista, si es que todavía no la conocen. Los arreglos instrumentales en los que Professor Feathers ha envuelto las guitarras y la voz de Klein –¿he mencionado ya el poderío de su voz?– no deja ningún resquicio para que se cuele el tedio o la monotonía en los que a veces caen los denominados cantautores. Un disco lleno de fe y confianza en el talento de una artista que sabe lo que se trae entre manos y que lo hace evolucionar y crecer.
 
por Fat Professor

The Old Forest / Tom Bombadil - Bo Hansson (La canción del día)


 
Lord Of The Rings, la grabación instrumental pergeñada por el sueco Bo Hansson, salió al mercado en 1972 cual materialización musical de la obra de igual título que había revolucionado el campo de la literatura de fantasía y aventuras. Aquel mundo de magia y seres extraños e inquietantes, con una inspiración a medio camino entre la Edad Media y las leyendas de diversos folclores a lo largo del planeta, espacio en el que bien y el mal están totalmente diferenciados, reportaría a su autor J.R.R. Tolkien la mayor de las famas.
 
THE OLD FOREST/TOM BOMBADIL
Grupo: Bo Hansson
Disco: Lord Of The Rings
Año: 1972
 
EL VIEJO BOSQUE/TOM BOMBADIL
 

THE THREE GENERATIONS - Poverty In The Land Of Plenty (Autoeditado, 2014)

 
El nuevo disco de The Three Generations tiene un título tan elocuente y significativo como el propio nombre del grupo. “The Three Generations” es una alusión directa a los referentes musicales del trío burgalés, que aúnan algunas de las tendencias más significativas de la historia del rock en los últimos tiempos, tres “generaciones” que abarcan desde el punk británico de los años 70, pasando por el stoner rock 90, hasta llegar al revival garage de la primera década del nuevo siglo. Asimismo, Poverty In The Land Of Plenty muestra a las claras –eso si, en inglés– cuál es la temática predominante de este trabajo.
 
El hilo conductor de las letras de todos los temas incluidos en el disco es la preocupación por la situación política actual y por la falta de capacidad de decisión de la ciudadanía. Esta temática se va desarrollando en diversas piezas con diferentes enfoques musicales, desde el punk abrupto de “Liar” o “Food Speculation” hasta el acento más popero de “I Don’t Need A Savior”. A lo largo de los diferentes cortes proliferan las melodías pegadizas y algunos riffs muy logrados y oportunos. En conjunto, se percibe un sonido que podríamos calificar como “muy británico”.
 
Tras el relativo éxito de su primer disco Pillage, The Three Generations han optado por continuar en una línea muy parecida en este segundo LP, ofreciéndonos nuevas muestras de su personal interpretación del rock, para la cual es difícil encontrar parangón; de modo que podría decirse que este disco es un buen ejemplo de rock alternativo en el más amplio sentido de la palabra. The Three Generations sigue siendo una banda modesta con una larga carrera subiéndose a todo tipo de escenarios, y poco a poco van logrando destacar gracias a la solidez musical de su obra. Así, este año han conseguido entrar en el cartel del Sonorama.
 
por María Manuela Cortinas

lunes, 28 de julio de 2014

GÖTTEMBERG - Héroes Y Tumbas (La Produktiva Records, 2014)

 
El pop indie nacional no tiene por qué ser algo estándar, predecible y cortado por un mismo patrón. Esto queda demostrado por bandas como los tarraconenses Göttemberg, que se dan a conocer con un primer disco de lo más certero.
 
Héroes Y Tumbas sorprende desde el principio gracias a su original y enigmática portada, además de contener títulos como "La Liga De La Injusticia", "Galactus" o "El Adorable Hombre De Las Nieblas". Su pop rock es accesible y nada obtuso, aunque también se detecta cierto afán experimental a lo Roxy Music o Radiohead. La suya es una música de guitarras, aunque tampoco faltan buenos toques de sintetizador aquí y allá. Además, hay un buen equilibrio entre la potente base rítmica y el obvio cariz pop de sus melodías, aunque Göttemberg decide en ocasiones decantarse por pasajes más duros acentuados por densas guitarras eléctricas.
 
Como todo buen trabajo de este género, Héroes Y Tumbas satisface con creces y rápidamente las expectativas de cualquiera. Y por supuesto, varias de estas canciones permanecen en tu cerebro bastante tiempo después de ser escuchadas. Basta con reproducir temas como "La Llave", "Galactus" o "El Altercado" para darse cuenta de que aquí hay buen material.
 
por Andrés Puente

MINISTRY - Last Tangle In Paris. Live 2012 (UDR Records, 2014)

 
Formados a principios de la década de los 80, han sido Ministry pioneros en aquello que dio en llamarse rock industrial, una etiqueta que nunca ha conocido el éxito masivo pero que ahí está, viva como siempre; y por si a alguien le cabía alguna duda, que se acuerde del regreso, hace poco, de otros que tal bailan en el aspecto metálico quirúrgico: Godflesh.
 
La muerte del que podríamos llamar cincuenta por ciento de Ministry, el señor Mike Scaccia, cuando tocaba con su otra banda Rigor Mortis, nos hace temernos lo peor. Y según se ve en el DVD anexo a esta edición, tampoco es que parezca que al otro pilar de Ministry, el caballero Al Jourgensen, le sobre precisamente salud. Se habla hace tiempo de su delicado estado y mucho me temo que, como se dijo de Motörhead, estemos ante los tiempos finales de una de las bandas emblemáticas del metal.
 
Para despedirse, tal vez, a lo grande, Ministry lanza un triple CD con DVD, todo ello grabado en 2012 con Scaccia todavía activo en sus labores como guitarrista, y en el que dan un repaso a su larguísima carrera, una carrera llena de altibajos pero marcada por la honestidad de un grupo que jamás ha dado su brazo a torcer, se pusieran los vientos comerciales como se pusieran. Lo que queda meridianamente claro es que la maquinaria Ministry funciona a la perfección en directo; ese es su espacio natural y en el que temas como “Lies, lies, lies” llenan todo con sus riffs de guitarra impresionantes, la labor bajo/batería de unos adláteres de nivel y, cómo no, el maestro Jourgensen dirigiendo el espectáculo desde el proscenio. Un hombre este al que en tiempos le salieron ilustres imitadores que hoy vuelan libres cuando en su tiempo le copiaron, hasta donde pudieron, no sólo su sentido de la composición musical, sino hasta su imagen estética. Y si no, que le pregunten a Rob Zombie, discípulo aventajado del profesor y del que pocas veces parece acordarse.
 
El repertorio es de aúpa. Hay canciones de su última época, como “Rio Grande Blood” (humor negro a costa de ZZ Top), composiciones un tanto más antiguas como “The Last Sucker” (un ataque político en toda regla, como es menester en un grupo combativo como lo es Ministry), y por supuesto no podían faltar los clásicos del álbum Psalm 69, el que puede que sea el más popular de su extenso repertorio: la propia “Psalm 69” y “Just One Fix”, canción apta para hacer eso del headbanging como si estuviéramos ante un ciclón en el que se hibridase la potencia de Megadeth en su época primigenia con la tecnología de unos Voivod y un ligero tinte comercial, y todo ello con un condimento de teclados que se imbrica a la perfección con el sonido guitarrero común a todos los cortes.
 
El DVD contiene un concierto de hora y veinticinco minutos en una sala de mediano aforo y en el que se ejecutan algunos de los cortes contenidos en los CDs. Conviene visionarlo para apreciar la imagen oscura del grupo, su relativamente buen estado de forma y el modo en que todavía su música conecta con un público que no los olvida.
 
El sonido del directo, en cuanto a los cedés se refiere, es todo lo excelente que se puede esperar: correcto sin caer en la sospechosa perfección (mínimos retoques en estudio, se deduce); potente, sin sumergirse en el apocalipsis sonoro de las agrupaciones de metal extremo; granuloso y orgánico sin precipitarse en las obviedades del metal industrial de los inicios del movimiento: o sea, una producción perfecta e inmaculada para un directo que, como he adelantado más arriba, puede que sea de lo último que veamos de Ministry con Ministry en activo.
 
por Emilio Morote

viernes, 25 de julio de 2014

El baterista Pat Torpey declara que está empeorando de la Enfermedad de Parkinson

 
La agrupación norteamericana Mr. Big ha anunciado que a Pat Torpey, el baterista del cuarteto, se le había diagnosticado la Enfermedad de Parkinson y que le será imposible cumplir sus labores tras los parches en la próxima gira mundial (tour en el que se presentaría el disco ... The Stories We Could Tell). El propio Torpey ha declarado lo siguiente: «En los últimos dos años he estado tratándome del Parkinson y hace poco he recibido un diagnóstico en el que se confirma que los síntomas van a peor. Intento luchar con la enfermedad con la misma intensidad y tenacidad con la que toco la batería o vivo mi vida, y continuaré grabando y actuando como siempre, con la mejor de mis habilidades». Y aunque la banda tendrá que contratar a un baterista para que se ocupe de las partes de Pat en la gira otoñal, se espera que el propio Torpey se suba al escenario para tocar en el set acústico de cada velada y en algunas canciones puntuales.