• ANALIZAMOS EL NUEVO ELEPÉ DEL CUARTETO PL GIRLS

  • OS CONTAMOS TODO SOBRE EL “AFTERSHOCK TOUR EDITION” DE MOTÖRHEAD

  • REMEMORAMOS EL FILM MUSICAL “LA PEQUEÑA TIENDA DE LOS HORRORES”

  • LOS SPIN DOCTORS REGRESAN CON SU DIRECTO A MADRID

  • REPASAMOS “OUTRIDER”, EL ÁLBUM DE SOLISTA DE JIMMY PAGE EN 1988

jueves, 24 de julio de 2014

LOS VISIONARIOS - La Taberna De Los Goliardos (Hall Of Fame Records, 2014)

 
Existe una taberna en la que los bardos más canallas juegan al ajedrez con las notas musicales y ganan contiendas sobre ese tablero-campo de batalla que es el pentagrama. Una agitada estancia en la que los que se sienten auténticos visionarios pueden pergeñar canciones sin tener que echar un ojo a estatutos, reglas u opiniones de inexpertos envidiosos.
 
Caballero Reynaldo, El Visionario De Lupa, El Impermanente, Don Urbano y Román El Sarraceno se alían en esta campaña, en este demostrado ejercicio de músicos de la legua, de truhanes de la cítara, la flauta y la mandolina. Metiendo bajo la misma sábana, en el mismo lecho nocturno, unos sintetizadores y un salterio de arco. Casi nada, ¿verdad? La Taberna De Los Goliardos compila en un CD y un DVD lo más exquisito y raro, lo más jugoso para todo aquel buscador de piedras tan preciosas como extrañas, de ese universo con forma de saga del Medievo que Luis G. y Manoel Macía comenzaron a amasar en 2011. Aquí hallará el comprador una decena de revisiones instrumentales de temas antiguos al igual que otras tantas de nuevos recitados; del romance a la fanfarria, y siempre sin fecha de caducidad, como toda la música que nace del ingenio.
 
Los seguidores del proyecto Caballero Reynaldo Y El Visionario De Lupa seguramente ya viesen en los últimos meses, y vía Youtube, gran parte de los vídeos que se listan en el DVD que incluye este lanzamiento. Aunque, qué mejor que tenerlos ordenados, engrandeciendo la historia completa de la manera correcta. Hall Of Fame Records nos ha alegrado el verano con este singular y muy relevante lanzamiento.
 
por Sergio Guillén

martes, 22 de julio de 2014

NQ ARBUCKLE - The Future Happens Anyway (Blue Rose Records, 2014)

 
The Future Happens Anyway es el cuarto trabajo discográfico de NQ Arbuckle, la banda canadiense que se estrena en este disco en formación de quinteto. El álbum está producido por John Dinsmore, el bajista de la banda -anteriormente torero según lo aseveran diversas fuentes- y el encargado de coger por los cuernos las nuevas composiciones de la banda, filtrarlas por los estilos básicos de la Americana y dotarlas de una atmósfera densa y de un sonido compacto que harán las delicias de los aficionados al género terruño.
 
Las canciones que se incluyen en este álbum se mueven dentro del country rock, en ellas destaca la voz poderosa de Neville Quinland (el NQ del nombre de la banda) y que, en ocasiones, nos puede recordar a aquel Springsteen que cantaba al fantasma de Tom Joad. La banda de Toronto se completa con el antes mencionado Dinsmore, los hermanos Peter y Mark Kesper a la guitarra y batería respectivamente, y el recién incorporado Jason Sniderman al piano. Temas como “Hospitals” y “Life Boat (Song for Carolyn Mark)” pueden hacernos pensar ciertamente en el sonido de la E Street Band, pero también hay lugar para baladas como “Sleepy Wife” o temas en los que el piano toma el protagonismo; “I Wish That My Sadness Would Make You Change” sería un buen ejemplo de esto último, con unos acordes de piano que caen a plomo sobre la atmósfera creada por el pedal steel y una sección de cuerda. Todos los temas que nos proponen son originales de la banda con la excepción de la versión del “Panic Pure” de Vic Chesnutt, el poema irlandés del siglo XVIII “Art O’Leary”, y el himno “Eternal Father Strong To Save” escrito por el inglés William Whiting y que hicieron suyo, entre otros, el Cuerpo de Marines estadounidense o la Marina Real británica.
 
¿Cómo es posible que existiendo bandas de Americana como NQ Arbuckle se potencien según que atrocidades musicales sin escrúpulos y, en cambio, un grupo como el que nos ocupa no esté en boca del gran público? No me contesten. Es una pregunta retórica, la respuesta la conocemos ya. Atendiendo, además, a las notas de agradecimiento de este disco, leo que la banda ha recibido apoyo financiero por parte del Gobierno de Canadá. ¿Un Estado que apuesta por la cultura y, en concreto, por la música? No puede ser... debo haberlo entendido mal. En este país sabemos bien que lo que no puede ser, no puede ser y además es imposible. Aunque el futuro acontece de todos modos, y a cada cerdo le llega su San Martín.
 
por Fat Professor

El dato de... Harry Belafonte


 
El músico y actor Harry Belafonte recientemente declaró lo que sigue: «Rompí muchas reglas y muchos de mis amigos fueron asesinados por romper las mismas reglas: Bobby Kennedy, Martin Luther King... Y cuando tus colegas han muerto por esas causas, tú no les puedes traicionar».

GENESIS - Selling England By The Pound (Charisma, 1973)

 
La primera mitad de la década de los 70 puede ser considerada como la etapa más fructífera del rock progresivo. Grupos como Yes, Pink Floyd, Jethro Tull y Emerson, Lake And Palmer (entre muchos otros) lanzaban los trabajos que los habrían de consagrar para siempre. Genesis no iba a ser una excepción, y, aunque luego con la marcha de Steve Hackett y de Peter Gabriel la formación se decantara por sonidos pop que habrían de traerles aún más éxito, si nos referimos a la faceta sinfónica del combo, puede que este sea su elepé más emblemático.
 
 
En él, la voz de Peter Gabriel –que con el tiempo acabaría por renegar del material grabado con sus ex compañeros– está como nunca había estado: dúctil, suave, evocadora. Por encima de todo, destacan también los teclados de Tony Banks, quien en canciones como “Firth Of Fifth” demuestra y anuncia por qué, tras el abandono de dos pilares fundamentales de la agrupación, acabaría por convertirse en pieza esencial del nuevo sonido de Genesis para la década siguiente. El tema contiene una labor de sintetizadores que en aquella época eran todavía algo novedoso y en la década de los 80 iban a copiar muchos de los nuevos románticos y afterpunk “enemigos” de los “dinosaurios”.
 
 
Selling England By The Pound es, ante todo, un vinilo para soñar, para dejarse arrastrar por sus composiciones, por la comercial “I Know What I Like (In Your Wardrobe)”, de la que se dice que fue el “primer tema comercial” del grupo; por cortes intimistas como “More Fool Me” ─en el que las labores vocales recaen sobre el entonces batería Phil Collins, luego convertido también en cabeza visible (y calva) de Genesis─; igualmente están sus largas suites, como el corte de apertura "Dancing With The Moonlit Knight", “The Battle Of Epping Forest” o, por supuesto, “The Cinema Show”, canción en la que Peter Gabriel comparte labores vocales con Collins, quien por entonces ya iba viendo, al parecer, que se iba a convertir en el frontman de Genesis. También llama la atención la pieza instrumental “After The Ordeal”, compuesta casi exclusivamente por Steve Hackett, con cierta ayuda de Mike Rutheford.
 
 
El elepé tiene como despedida “Aisle Of Plenty”, que es una especie de “reprise” del tema de apertura, con las mismas líneas vocales de Gabriel anunciando que la fiesta se ha acabado. Aunque siempre, por supuesto, queda la posibilidad de pinchar el disco de nuevo, cosa que me apresuro a hacer en cuanto terminan sus minutos.
 
Se puede decir que este plástico muestra la madurez absoluta de la formación clásica de la banda: con Tony Banks, Rutheford, Collins, Gabriel y Hackett, y que a partir de ahí y de The Lamb Lies Down On Broadway en lo sucesivo, las cosas ya irían, poco a poco pero de forma constante, por otros derroteros, ni mejores ni peores, solamente distintos. En todo caso Selling England By The Pound es uno de los redondos por descubrir para todos aquellos que se hayan “enganchado” recientemente al mundo del progresivo, para todos los seguidores de formaciones más recientes como BeardFish, The Tangent, los reformados Kaipa (leyendas setenteras del prog sueco) o la carrera en solitario de Fish, que debe, y mucho, a la labor vocal de Peter Gabriel en particular y a la de Genesis en general. Una joya.
 
por Emilio Morote

lunes, 21 de julio de 2014

GALAVERA - Dos Y Dos (Infinito Discos/Bonavena Música, 2014)

 
Dos Y Dos es el debut discográfico de Galavera, un proyecto musical formado por Raúl Tamarit (compositor, cantante y guitarrista de Los Radiadores) y su pareja Vanessa Juan. Se trata de un personalísimo trabajo −no en vano el nombre del grupo surge inspirado por el de las hijas de ambos: Gala y Vera− que nos transporta del costumbrismo al surrealismo mediante unos textos firmados y cantados por el propio Raúl Tamarit. El violonchelo de Vanessa Juan y las guitarras de Tamarit conducen musicalmente el repertorio con buena mano; Sebas Martí aporta su trompeta y Sergio Devece, además de ejercer como productor, se encarga de la guitarra slide, bajo, percusiones y teclados.
 
Hay discos que cuando los escuchas por primera vez te descolocan, no porque tuvieras una idea preconcebida con anterioridad, sino porque eres incapaz de encontrar un referente claro con el que comparar lo que hasta tus oídos te está llegando en esa primera escucha. Cuando te adentras en los seis cortes que dan vida a este Dos Y Dos −empezando por la un tanto sombría “No Quiero Volver A Tu Lado” y continuando por la berlanguiana “Jueves, Milagro”− tienes toda la sensación de estar penetrando en la intimidad personal y familiar del artista, de repente te encuentras inmerso en escenas de la vida cotidiana pero como nunca antes te las habían presentado; puede que se traten de experiencias de la vida de esta pareja de músicos pero, perfectamente, las puedes hacer tuyas. El sonido folk acústico que predomina en todo el álbum encuentra su contrapunto en el violonchelo de Vanessa Juan y en la personal voz de Raúl Tamarit, creándose una atmósfera evocadora de las más sugerentes imágenes, como si en el borroso recuerdo de un sueño estival te adentrases. “Te Inventaré” y “A La Sopa Boba” se convierten inmediatamente en dos favoritas por la perfecta combinación de paisajes costumbristas y elementos surrealistas de los que hacen gala, síntesis perfecta de lo que este original y estimulante trabajo nos ofrece. El tema “Semana Santa” es el único del álbum no firmado por Tamarit, pues se trata de una composición del desaparecido Edu Fort (el que fuera guitarrista de Una Sonrisa Terrible) y en el que nos encontramos con la grata presencia vocal de Vanessa Juan.
 
Cuando se dispongan a escuchar este Dos Y Dos abran bien las orejas, olvídense de todo lo que han oído hasta la fecha, destierren de su mente ese folk aburrido y somnífero que tanto abunda, y dispóngase a zambullirse en un mundo lleno de imágenes y paisajes sonoros que les transportarán por los rincones de su memoria: recuerdos de aquellos ya lejanos veranos de su infancia, momentos compartidos de cuando sus hijos eran pequeños, o alguna escena de algo que les aconteció la semana pasada y a la que no prestaron su debida atención. Ya les adelanto que se quedarán con ganas de más. Ahora sólo tendremos que esperar para ver si este proyecto se queda aquí, cual divertimento, o si tiene una continuidad. Desde aquí abogo por lo segundo.
 
por Fat Professor

Ganadores concurso Vodevil Vargas

 
Como ya avisábamos en las bases del concurso de Vodevil Vargas, hoy, 21 de julio de 2014, os ofrecemos la respuesta a nuestra pregunta y los nombres de los ganadores que se llevan esa copia original del disco compacto Betis, 41. La respuesta a la incógnita planteada es:
 
Knell Odyssey
 
Y los tres nombres que han salido escogidos del sorteo entre todos los acertantes son los de:
 
Mauro Prada
Aser Nova Benítez
David Montalvo
 
En estos días nos pondremos en contacto con vosotros para que nos deis la dirección a la que queréis que se os envíe el premio. Muchas gracias a todos por participar.

viernes, 18 de julio de 2014

MOSCÚ BABIES - Diarios Del Caos (Vaso Music, 2014)

 
Moscú Babies surge a raíz la necesidad de la vocalista Tania Ce de dar vida a unas inquietudes musicales que habían quedado latentes tras la disolución de Hop Frog, grupo en el que Tania había ejercido como bajista y cantante.
 
Si aquella banda se fijaba esencialmente en los Misfits para configurar su propuesta musical, Moscú Babies, proyecto que se cierra en este primer álbum (dividido en tres partes, a modo de triple EP) con componentes invitados como Star Mafia Boy (guitarra solista y productor del disco), Apachete (baterista que ha formado parte de bandas como Sublevados o Guitar Mafia) y Juan Olmos (coros), es en esencia una extensión de las influencias musicales de Tania Ce. Así, aparte de punk acelerado y vitalista a lo Ramones o Bad Religion, Diarios Del Caos se muestra también inclinado a una suerte de power pop que le queda como anillo el dedo a la voz de Tania. No desdeña Moscú Babies tampoco instantáneas más glam e incluso cercanas al grunge como "Intenté", "La Cara B" o "Kate Moss", versión de Guitar Mafia en la que la cantante comparte tareas vocales con el propio Star Mafia Boy.
 
Rock sin complicaciones con unos cuantos singles en potencia (si después de escuchar "Diarios Del Caos" no resuenan en tu cabeza sus melodías durante un buen rato posiblemente estés muerto) en una grabación que hace de la inmediatez y la melodía estandartes a portar sin rubor alguno. Y como debe de ser en un disco de este estilo, la producción logra la sensación de tener al grupo tocando en el salón de tu casa.
 
por Andrés Puente