• REMEMORAMOS LOS DÍAS DORADOS DE THE TRASHMEN

  • OS OFRECEMOS LA CRÓNICA EL SHOW MADRILEÑO DE DANIEL ROMANO

  • HONORIS PAUSA, LA BANDA QUE DIO UN SOLO CONCIERTO

  • TODO SOBRE LAS GIRAS ESPAÑOLAS DE VIRGIL & THE ACCELERATORS Y DE BEX MARSHALL BAND

  • ANÁLISIS DEL CONCIERTO DE THE DELTA SAINTS EN LA SALA EL SOL

BLACK CATS - Turn On The Radio (Phonos Músiques, 2013)

 
A pesar de encontrarnos ante el segundo disco de estos mallorquines de Felanitx, los Black Cats no son, en absoluto, unos novatos en esto de la música ya que comenzaron a desplegar su rockabilly por la isla a finales de los años 80; tras cinco años se separaron y no fue hasta 2007 que se reunieron de nuevo, desde entonces han obtenido destacados reconocimientos a su trabajo e, incluso, han girado por California y Las Vegas. En 2010 editaron finalmente el que sería su álbum de debut: Introducing The Fabulous... Black Cats.
 
Con Turn On The Radio este trío formado por Joan “Jo Pro” Prohens (voz y guitarra), “Òskar” Monserrat (contrabajo) y Carlos Matías “Charly Twist” (batería) vuelve a la carga con un disco con claras influencias que van desde el rock and roll clásico de los años 50 hasta el neo-rockabilly de la década de los 80; así las alargadas sombras de Gene Vincent, Bill Haley, Stray Cats o Eddie Cochran se pasean a sus anchas por las once pistas de este trabajo –precisamente una versión del “Summertime Blues” de Cochran acompaña a la decena de composiciones firmadas por Jo Pro para la ocasión–. Diez originales que te incitan a bailar y chasquear los dedos siguiendo un ritmo endiablado sin pausa y ante el que te has de prevenir engominándote bien el tupé y alzando las solapas de tu chupa de cuero para no sucumbir durante la media hora que sopla este tornado sonoro en forma de disco.
 
Once fogonazos en un trabajo de excelente factura que funciona como un tiro y que te retrotrae a la época en la que aquellas viejas radios de caoba eran las protagonistas absolutas en las salas de estar de todos los hogares y por las que sonaban sin parar el rock and roll, el twist y el boogie-woogie, así que –como dicen los propios Black Cats–: ¡Enciende la radio y sube el volumen!
 
por Fat Professor

Jo Harman & Company actuarán en noviembre en el Festival Internacional de Jazz de Cartagena

 
Jo Harman & Company actuarán el próximo 14 de Noviembre en el 34º Festival Internacional de Jazz de Cartagena compartiendo escenario con el gran guitarrista norteamericano Al Di Meola. Dichas actuaciones tendrán lugar en el Auditorio El Batel de Cartagena a partir de las 21.30 horas.
 
La cantante y compositora británica Jo Harman no ha necesitado mucho tiempo para conquistar el Reino Unido con su emocionante mezcla de soul, funk, blues y gospel, plasmado en su último álbum Dirty On My Tongue, publicado en 2013 y calificado por los principales medios de su país de la siguiente manera: “Mejor disco de blues del año en Inglaterra”, “a la altura del “Back To Black” de Amy Winehouse o del “Come Away With Me” de Norah Jones”.
 
El pasado mes de mayo apareció su tercer álbum, titulado Live At The Royal Albert Hall, grabado en directo por la BBC Radio de Londres durante la actuación que Jo Harman & Company ofrecieron en otoño de 2013 en dicho recinto legendario. A finales del pasado mes de agosto Jo Harman fue galardonada “Mejor Cantante Femenina en Inglaterra” en los prestigiosos premios British Blues Awards.
 

RED APPLE - The WOW! Signal (Nooirax Producciones, 2014)

 
El power trio Red Apple la ha vuelto a liar a base de bien. No contentos con publicar uno de los discos más destacados de 2013, el fantástico Ouroboros, regresan con un nuevo trabajo que hará las delicias de todos los amantes del sonido añejo y la distorsión.
 
Darío Buñuel, Isabel Walsh y Javier García siguen inyectando el veneno del rock a esta sabrosa manzana que, lejos de saber a producto plastificado, libera con cada mordisco torrentes de sustancia rockera. Una vez más, el álbum suena como un cañón, siempre provocando en el oyente la sensación de tener al grupo tocando a pocos metros de su posición. Perfectamente sincronizados y con una densidad de sonido pocas veces igualada en los tiempos que corren, los Red Apple descargan un trallazo tras otro. La base sigue siendo el llamado classic rock, aunque como ocurría en Ouroboros, cada tema es de su padre y de su madre. Matices hard, momentos blueseros ("Evil Prevails"), oleadas psicodélicas ("All The Unknown Songs" o "Like A Pig On St. Martin's Day", tema totalmente poseído por el espíritu de Country Joe & The Fish), e incluso una cita al "Folsom Prison Blues" de Johnny Cash en "I Feel These Words Do Not Belong To Me".
 
Si hubiera que definir con un solo adjetivo el sonido de Red Apple quizá escogería la palabra "ácido". No sólo por ese sustrato psicodélico que subyace en la mayor parte de The WOW! Signal, sino por el corrosivo y particularísimo sonido de guitarra de Darío Buñuel, tan diferente al que enarbolan la mayor parte de bandas nacionales. Por cierto, no se pierdan la versión del "Dead End Street" de The Kinks que se marcan los amigos al final del disco. En total, treinta y cuatro minutos de auténtico éxtasis rockero.
 
por Andrés Puente

VIRGIL & THE ACCELERATORS - Army Of Three (Mystic Records, 2014)

 
En 2011 se pone a la venta en las tiendas The Radium, un álbum que abriría la discografía de un talentoso power trio, uno de esos tridentes sónicos a la usanza de los años 60 y 70. Virgil & The Accelerators, jóvenes ellos, ya tenían las manos encallecidas de tanto tocar y tocar en el Reino Unido; de hecho, su capacidad para desenvolverse sobre el escenario llamó la atención de diferentes promotores que les pusieron a abrir en los conciertos de artistas y bandas ya fundamentales en la historia del rock como Michael Schenker o Uriah Heep.
 
Su querencia por generar blues rock abierto, contundente, sincero y carismático les ha convertido en una banda a seguir, a tener muy en cuenta si queremos entender este estilo musical en el nuevo milenio. Jack Alexander Timmis (bajista) y los hermanos Virgil y Gabriel McMahon (cantante-guitarrista y baterista, respectivamente) han conseguido desde el principio de su andadura demostrar profesionalidad, aunque seguro que Army Of Three marca un punto destacado en su evolución. Y es que estamos ante un disco grueso, jugoso, lleno de músculo y de canciones tan irresistibles como “Give It Up”, “It Burns” o “Blow To The Head”.
 
Un trabajo que encandilará tanto a Glenn Hughes como a Joe Bonamassa. Un lanzamiento que posee el alma del blues y el puñetazo directo al mentón del rock. Army Of Three brillará intensamente como pocos otros estrenos de este año.
 
por Sergio Guillén

Sylvain Sylvain, una de las piezas clave de los New York Dolls, tocará en Madrid en noviembre

 
Nacido en 1951 en Egipto, en el corazón de El Cairo, Sylvain Mizrahi pronto se trasladó con su familia a Francia y, finalmente, a Estados Unidos. En el país de las barras y estrellas los Mizrahi se asentaron primero en el neoyorquino Buffalo para a la postre moverse hasta la excitante ciudad de Nueva York.
 
Aquel infante disléxico se convertiría en Syl Sylvain y formaría parte del grupo Actress antes de ver la manera en la que los New York Dolls se hacían realidad. En Actress conocería a gran parte de los músicos que formarían los Dolls y cuando Las Muñecas de Nueva York se pongan el tacón de aguja en 1971, Sylvain estará ahí. También se encuentra militando en la banda cuando se disuelve en las segunda mitad de los 70 y cuando, estrenado el nuevo milenio, los Dolls vuelven a la oficialidad (grabarían su tercer, cuarto y quinto disco en 2006, 2009 y 2011).
 
Junto a New York Dolls, Syl pergeñaría inicialmente dos vinilos de culto: su presentación homónima (1973) y Too Much Too Soon (1974). Pero en los años que transcurrieron entre los primeros días de los Dolls y su regreso unas dos décadas después, Sylvain no se quedó parado precisamente. En ese periodo de tiempo ha editado un disco bajo su nombre, ha dirigido a sus The Teardrops o a esos excitantes The Criminal$, al igual que ha colaborado con otros artistas o los ha producido (es el caso de los River City Rebels). El próximo mes de noviembre esta leyenda viviente de la escena neoyorquina aterrizará en Madrid para ofrecernos la siguiente irrepetible cita:
 
SYLVAIN SYLVAIN
Teloneros: Mystic Brew.
Día: Viernes 7 de noviembre.
Lugar: Fun House Music Bar.
Ciudad: Madrid

 

NEW YORK DOLLS - New York Dolls (Mercury, 1973)

 
Cuando se trata de nombrar precursores del punk, indefectiblemente salen a relucir los New York Dolls. Este grupo supo transportar al glam un paso más allá, endureciendo su propuesta hasta sonoridades cercanas al hard rock y adelantándose a los Sex Pistols en varios años.
 
El primero de sus únicos dos álbumes clásicos (a partir de 2006 regresarían con nuevos elepés, pero esa es ya otra historia), New York Dolls, sería producido por Todd Rundgren –al mismo tiempo descubridor de los inimitables Sparks cuando todavía eran Halfnelson–, y era todo un cañonazo de energía y mala leche. Abrían fuego con “Personality Crisis” y “Looking For A Kiss”, donde electricidad y rabia eran uno. Temas que contrastaban con la pausada “Lonely Planet Boy” (con arreglos de saxo incluidos) o la más desarrollada “Frankenstein”, tras la cual se posicionaba “Trash”, canción que probablemente dio más de una idea a unos Ramones todavía inactivos por entonces.
 
La esencia Rolling Stones salía a relucir en temas como “Subway Train” o el pegadizo “Pills” y sus nerviosos toques de armónica. “Private World”, en cambio, parecía una actualización del clásico “Louie, Louie” de The Kingsmen. Y para finalizar, qué mejor que el fiestero “Jet Boy” que le deja a uno toda la marcha en el cuerpo.
 
por Andrés Puente

DALTON - Pit Stop (Frontiers Records, 2014)

 
Quedan ya muy lejanos aquellos últimos coletazos de 1985 en los que Mats Dalton Dahlberg fundase la formación sueca de hard melódico Dalton. Este ex Treat publicaría con su nuevo conjunto dos elepés antes de que se terminase aquella década. Tras años sin tener noticia de esta banda, en 2012 anunciaban su reunión por medio del lanzamiento compilatorio Best Of Dalton. 25th Anniversary 1987 - 2012. Y aunque parece ser que este reverdecer los laureles no los está ofreciendo en estado de gracia sobre un escenario, la cosa es completamente diferente en su labor de estudio.
 
Pit Stop es un disco que captura sin demasiados esfuerzos o cabriolas la inmediatez y efectividad de esos estribillos divertidos, animados, con un optimismo totalmente concordante con el resto de los minutos de cada pieza grabada. Ya “Ready Or Not” nos invita, sin dejarnos ofrecer una negativa por respuesta, a corear su título en cada power chorus. Hay en este disco compacto tanto adult oriented rock (“Hey You”, “One Voice”) como rock fiestero (“TGIF” pareciese familia del “Nothing But A Good Time” de Poison); incluso baladas o medios tiempos melódicos muy bien resueltos (“Don´t Tell Me Lies” o “Follow Your Dreams”).
 
Alegrémonos sinceramente por este regreso. Dahlberg capitanea mejor que nunca esta apuesta musical con ganas de vivir una segunda juventud en el nuevo milenio. Esperemos que Pit Stop tenga una continuación, y que la misma esté a la altura de este disco de 2014.
 
por Sergio Guillén