• MORELAND & ARBUCKLE CONFIRMAN SU GIRA ESPAÑOLA PARA DICIEMBRE

  • OS OFRECEMOS UN MONOGRÁFICO SOBRE LA CARRERA DE VANILLA FUDGE

  • RESEÑAMOS “HIGH ROAD”, EL NUEVO DISCO DE ESTUDIO DE NIGHT RANGER

  • TODO SOBRE LA GIRA ESPAÑOLA 2015 DE THE BREW

  • ANALIZAMOS “COMMANDO”, LA AUTOBIOGRAFÍA DE JOHNNY RAMONE

THE WHYBIRDS - A Little Blood (Little Red Recording Company, 2013)

 
Los británicos The Whybirds lanzan su tercer disco de estudio, titulado A Little Blood, después de editar el EP Tonight (2007) y los discos The Whybirds (2008), Cold Blue Sky (2010) y Live Recordings Vol. 1 (2011). Los componentes de este trío de Bedford –un cuarteto hasta que recientemente el bajista se ha quedado por el camino– tomaron su nombre fijándose en The Yardbirds y The Byrds, y eso se nota. Un factor que convierte en singulares a Dave Banks, Ben Haswell y Luke Tuchscherer es el hecho de que, entre los tres, se reparten tanto la labor de vocalistas como las tareas de composición de los temas de la banda –lo que les ha valido ser comparados con los mismísimos The Band–.
 
Este A Little Blood es un trabajo que no escatima en rock, ni en su duración –lo componen catorce intensos temas– ni en la esencia que emana desde que lo empiezas a reproducir y hasta que se hace el silencio definitivamente cuando cesa de girar. Escuchando el disco la tópica pregunta de “a qué le dais más importancia, ¿a la letra o a la música?”, parece no tener ningún sentido pues las canciones se cimientan, a partes iguales, en unos cuidados textos y en unas potentes guitarras que los conducen a toda velocidad por la carretera, sin desviarse ni un milímetro de la línea continua que les dirige al destino que parecen haberse marcado desde que arrancan con ese nada engañoso “Cheating Heart”. Ese irse alternando en las voces conforme vamos avanzando en el disco afianza la imagen de los tres miembros del grupo turnándose al volante de su vehículo musical para avanzar con la mayor presteza posible, sin perder tiempo ninguno en las áreas de servicio de esta vía rápida que recorremos por los surcos que es el rock de base norteamericana.
 
No es ninguna casualidad que el resultado de este disco sea simple y llanamente puro rock pues los propios The Whybirds se encargan de citar entre sus influencias musicales los nombres de los grandes totems del imaginario popular (Springsteen, Tom Petty, Neil Young, Ryam Adams, Steve Earle o Pearl Jam, entre otros). Esperamos poder disfrutar en breve de la descarga eléctrica de los buenos temas que forman este A Little Blood en la inminente gira que va a traernos a The Whybirds por diferentes escenarios de la geografía española y constatar su buen hacer sobre las tablas.
 
por Fat Professor

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada